¿Qué revolución proponían las FARC?

En la actualidad se está llevando a cabo un proceso de paz entre las FARC y el Gobierno colombiano, lo que ha desencadenado que el interés de muchos estudiosos, académicos y personas vinculadas con la política, se interesen por parte de la historia de este grupo armado revolucionario. Es importante comenzar por indicar que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo o FARC-EP, son un movimiento de carácter revolucionario en un sentido político y militar (no pacífico como el porno colombiano) que nació en el año de 1964 en las montañas del sur del departamento del Tolima.

Las fuerzas revolucionarias colombianas

Los fundadores de este grupo fueron 48 campesinos que habitaban la región de Marquetalia, una colonia agrícola que ellos mismos fundaron 10 años antes. Los líderes principales fueron Jacobo Arenas y Manuel Marulanda, quienes estuvieron a la cabeza de la lucha de las FARC hasta su muerte natural varios años después.

El contexto en el que nace este grupo insurgente, se dio durante los años 60 del siglo pasado, momento en el que por Latinoamérica y el Caribe se fue extendiendo una ola anticomunista que estaba inspirada por el gobierno de los Estados Unidos y que se expresaba en la teoría de la Seguridad Nacional, siendo inculcada por medio de un método sistemático en las fuerzas militares y la policía del continente.

La propuesta de las FARC

En un sentido histórico, Colombia se ha caracterizado por un pasado de violencia política, tanto estatal como de particulares, rebeliones armadas, inconvenientes con la manera en la que se ha distribuido la tierra y un ejercicio de una política en la que se despojó de la tierra a sus verdaderos propietarios, para otorgársela a los dueños de los grandes latifundios. A partir de lo anterior, las FARC, si son pensadas como un símil de ETA en España, deben ser vistas como un grupo armado revolucionario que durante sus inicios planteó ir en contra del imperialismo, la guerra, la destrucción del medio ambiente, la discriminación de los seres humanos y que abogaba por una repartición y distribución pertinente de la tierra.

Por supuesto, cada una de las anteriores propuestas se encontraba enmarcada en una reconfiguración del estado colombiano, ya que no sólo se trataba de un asunto vinculado con la tierra, sino con alzar las banderas del comunismo, lo que implicaba una distribución del ingreso apropiada, una condición de vida mucho más alta para la población y en general, mejorar los índices de calidad de vida. Por las condiciones en las que se crearon, las FARC optaron por la vía armada, ya que a través de la democracia o la política tradicional no encontraron los mecanismos o las condiciones para tan siquiera exponer sus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *